Consejos para Viajar con niños

Los más pequeños son individuos muy inquietos que pueden aburrirse muy pronto. Por ello, es conveniente planear con suficiente antelación los lugares que se van a visitar, incluso haciéndoles participar en la organización del viaje.

Asimismo, hay que conseguir atraer su atención con folletos ilustrativos del lugar, explicándoles su historia y sus anécdotas si las hubiese y dejarles que tomen decisiones respecto a los lugares que se van a visitar.
Aquellos que viajen con bebés deberán atender aspectos como el equipaje necesario y habilitar correctamente el vehículo de transporte para evitar incidentes innecesarios.

Consejos prácticos para viajes con bebés:

- Antes de iniciar un viaje largo es conveniente visitar al pediatra.

- Asegurarse de que las vacunas están al día.

- En caso de que el bebé tome alguna medicación, llevar la cantidad suficiente.

- Llevar un botiquín.

En caso de viajar en avión:

Avión

- Utilizar los asientos delanteros.

- Dar de beber mucho líquido.

- Controlar la temperatura corporal.

- Para evitar la presurización de los oídos es conveniente dar de mamar al bebé o el chupete.

- Solicitar el menú infantil.

 

En caso de viajar en coche:

Coche - Hay que distraerles con juegos o con los mapas del lugar de destino durante el trayecto.

- Las paradas deben ser frecuentes, de este modo, el viaje no se eternizará y tanto los niños como los adultos podrán estirar las piernas y desahogarse de la incomodidad del vehículo.

- Los niños son los que pueden sufrir más daño si ocurre un accidente.

 

Por ello, se deben tener presentes algunas medidas  preventivas:

1. Habilitar correctamente el espacio destinado a los más pequeños.

2. Los bebés deben ir situados en cunas, cucos o sillas debidamente homologadas.

3. No se permite viajar en los asientos delanteros a los niños menores de 12 años ni llevar a un niño en brazos puesto que en caso de colisión podría sufrir daños graves.

4. Hay que comprobar que los bloqueadores de seguridad de las puertas traseras están en la posición adecuada para que no puedan abrirlas desde dentro.

5. Las ventanillas deben estar cerradas puesto que existe el riesgo de que los niños se asomen o arrojen objetos que podrían causar un accidente.

6. Al bajarse del coche deben hacerlo siempre por la puerta más próxima a la acera.

7. Los mareos infantiles en carretera siguen siendo  frecuentes. Para evitarlos, los expertos aconsejan una buena  ventilación y comidas ligeras durante el trayecto.

Si el medio de transporte es público:

Es recomendable escoger asientos donde el espacio sea más ancho para permitir más movilidad a los pequeños y situado preferentemente en el lado de la ventana.